Empresas comprometidas: ¿Qué podemos aprender de Airbnb?


19/09/2017
Por Cia de Talentos

Vivimos en un mundo de continuas transformaciones. Cada vez más, estamos seguros de que las cosas van a cambiar en diferentes esferas de la economía, la sociedad y la política. Pero no sabemos con certeza el rumbo que estos cambios tendrán. Ante esta imprevisibilidad, empresas y profesionales se enfrentan a decisiones complejas y situaciones ambiguas. La tentación, muchas veces, es querer elegir caminos políticamente correctos para no desagradar a nadie. Pero este no parece ser el camino para Airbnb, que a lo largo de este año nos ha dado algunas lecciones de cómo ser una organización comprometida y sostener esa imagen:

Define y transmite su creencia internamente

Ser comprometido es formar parte del ADN de la organización, y la misión oficial del Airbnb claramente refleja esto, donde la empresa se propone “crear un mundo que inspire la conexión humana”. Según Brian Chesky, CEO y fundador de Airbnb, “esta misión se fundamenta en la idea de que la gente es esencialmente buena y que una comunidad es un lugar donde puedes sentirte como en casa. No decimos esto para parecer buenos. Creo sinceramente que [la discriminación] es el mayor desafío que enfrentamos como empresa. Lastima el corazón de lo que somos y los valores que defendemos”.

Comunica al mundo lo que crees

Es importante que esta creencia extrapole las fronteras de la organización y llegue a los oídos de la sociedad, incluso ante situaciones polémicas. A principios de año, frente a las medidas anti-inmigratorias del gobierno estadounidense, Airbnb publicitó uno de los comerciales más comentados en el Super Bowl, donde dejó un mensaje promoviendo unión y tolerancia: “Creemos que no importa quién eres, de dónde vienes, a quien amas, o a quién adoras. Todos pertenecemos a la misma comunidad. Cuanto más aceptas, más bonito es el mundo. #WeAccept”.

Actúa de acuerdo con tu creencia

Cuando las organizaciones tienen claridad y creen genuinamente en lo que hablan, las decisiones se vuelven “menos complicadas”. Es necesario ser coherente con lo que se promueve. En julio de este año, Airbnb ya colaboró ??con la investigación que llevó a la condena de una de sus anfitrionas, quien canceló una reserva usando argumentos y justificaciones racistas. Y más recientemente, la empresa no se quedó callada ante las protestas neonazis en Charlottesville, Estados Unidos. Airbnb no sólo alegó la violación de los términos de uso por parte de un grupo de personas, sino que también canceló algunas reservas y cuentas de usuarios por comportamientos antiéticos. Otras empresas como Google, GoDaddy, Facebook y Paypal también adhirieron al movimiento, eliminando cuentas, posts y campañas relacionadas con grupos neonazis.

Defender una visión de un mundo amurallado ?un muro que divide y opone? no parece ser una opción para Airbnb. Así como las personas, las empresas también tienen personalidad, voz y opinión, y sabemos que en un mundo polarizado es prácticamente imposible agradar a todos. Incluso, una posición puede implicar la pérdida de clientes y negocios, pero ciertamente, vivir los valores de forma coherente garantiza una conexión profunda con los colaboradores que forman parte de la organización y crea una propuesta de valor clara y sincera para el mercado.

 
Por Rajesh Rani
Gerente de Inovação
Grupo Cia de Talentos